La cisterna de Noé

20131007-004653.jpg

Hoy he estado repasando un viejo post mío sobre proto-lenguajes y proto-religiones. El motivo ha sido otro artículo (esta vez de ABC) sobre el mismo tema. En mi post, entre otras cosas, yo comparaba el relato bíblico del diluvio universal con el mito mesopotámico de Uta-Napistim señalando las múltiples similitudes que presentan.

Hoy he pensado que quizá, más interesantes que las similitudes, son las diferencias.

Las civilizaciones construyen sus mitos a su imagen, semejanza y necesidades, y así es interesante observar cómo, para los judíos, el paraíso era un huerto de frutales mientras que para algunos pueblos nórdicos (más carnívoros ellos) el paraíso era una especie de festín donde jamás faltaba un buen trozo de carne; para los egipcios los campos de juncias de Osiris eran lo más y para los musulmanes, bueno… les dejo que lo averigüen ustedes.

En el caso del relato bíblico del diluvio universal observo una curiosa diferencia con el relato de Uta-Napistim. En este último el dios Enlil decide destruir a la humanidad porque le resulta molesta y ruidosa. Ea advierte a Uta-na-pistim para que construya un barco que se deberá llenar de animales y también de semillas, las cuales -curiosamente- no aparecen en la Biblia en Génesis 7, que es donde se narra el diluvio y las instrucciones que Yahve dio a Noé.

Quizá esta diferencia no le parezca importante pero pudiera tener su miga. Los estudiosos de los protolenguajes reconstruyen las carácterísticas de los pueblos que los hablaban a partir de su vocabulario. Los pueblos sedentarios y agrarios tienen un léxico muy distinto de los pueblos nómadas y cazadores, por ejemplo, y los expertos, analizando el número de palabras que cada pueblo tiene para referirse a las distintas realidades de su entorno, pueden especular así con su forma de vida. Imagine usted que comienza a estudiar así el lenguaje de los esquimales, por ejemplo, sin duda podría usted comprobar que en ese idioma aparecerán muchas palabras relacionadas con la navegación, los kayak, la pesca y el hielo y muy pocas relacionadas con el cultivo del trigo si es que aparece alguna.

Pues bien, esta omisión bíblica de las semillas como algo valioso a guardar por Noé en el arca, podría indicar que el pueblo que compuso ese relato -el judío- en el momento de hacerlo era más bien un pueblo de pastores que de agricultores, como sí lo eran los habitantes de Mesopotamia. Nada importante, pero me ha llamado la atención.

Más curioso aún que esta diferencia que cito de las semillas es una omisión que se produce en ambos relatos: la de los peces.

Si con el diluvio se pretendía eliminar toda vida sobre la tierra, es obvio que los dioses o no consideraron seres vivos a los peces o no quisieron destruir la vida marina con todos los peces y mamíferos que la componen. De haber querido hacerlo el episodio del diluvio resultaría de lo más chusco, pues a la lluvia tendría que haber seguido una “sequía universal” que vaciase los océanos y asfixiase a los peces, de forma que el buen Noé (y su antecesor Uta-Napistim) hubiesen tenido que construir una cisterna enorme y llenarla con agua para alojar en ella una pareja de peces de cada especie y dar de beber a las parejas de animales que, antes, habrían salvado del diluvio. Una imagen chocante sin duda y bastante menos literaria que el relato de la gran inundación.

Dicen los expertos que los pueblos que dieron origen al idioma indoeuropeo no eran pescadores ni navegantes a juzgar por la escasez léxica que presenta ese protoidioma en estas materias; a la vista de la nula importancia que los redactores de los textos religiosos mesopotámicos dieron a los peces (en contraste con la importancia que tienen en el Nuevo Testamento) es casi seguro que fuera así.

Quizá nada de esto tenga la más mínima importancia pero hoy, que me está costando dormir, igual escribir estas cosas me ayuda a conciliar el sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s